Las adicciones a través de una pantalla crecen tras la pandemia

  • ACENCAS ha celebrado su congreso anual sobre Juego Responsable
  • Las adicciones más habituales son el juego online, los videojuegos y la compra compulsiva, pero también preocupa la adicción al sexo, a las criptomonedas y al trading
  • La posibilidad de acceder 24/7 a estas actividades provoca un desarrollo más rápido del trastorno adictivo

La 15ª edición del Congreso sobre Juego Responsable organizado por ACENCAS (Associació Centre Català d’Addiccions Socials), celebrada hoy en el World Trade Center de Barcelona, ha servido para reflexionar con persones expertas en diferentes ámbitos sobre las tendencias actuales en el mundo de las adicciones comportamentales, especialmente teniendo en cuenta los efectos de la pandemia, y los caminos que se deben tomar para prevenir conductas problemáticas.
Una de les conclusiones de la jornada ha sido el gran espacio que ocupan las pantallas en los trastornos adictivos: el juego online, los videojuegos, las compras por internet, el consumo de pornografía en la red y, más recientemente, la inversión en criptomonedas o el trading (inversiones en bolsa a corto plazo) son las actividades que más preocupan, sobre todo por la accesibilidad total que tienen. “Con un móvil o cualquier otro dispositivo puedes estar 24 horas en el día y 365 días en el año enganchado a aquella conducta que te genera un problema. Esto ha provocado que el tiempo medio que se tarda en desarrollar una adicción se haya reducido en los casos de las adicciones vinculadas a la tecnología”, relata Francesc Perendreu, presidente de ACENCAS.
Sobre este tema ha hablado también en el congreso el doctor Joan Colom, subdirector general de Drogodependencias de la Generalitat de Catalunya, que ha señalado los efectos de la pandemia en los trastornos adictivos comportamentales: “Se ha incrementado mucho el uso de las pantallas, especialmente en periodos de confinamiento, con un uso compulsivo de internet y de videojuegos, por ejemplo. En el juego en línea nos encontramos que las apuestas bajaron notablemente porque no había competiciones deportivas, pero otras modalidades de juego online sí que han crecido”. Colom ha explicado que la principal demanda de los hombres que llegan a las unidades de juego patológico (que pasarán a llamarse unidades de adicciones comportamentales) es el juego con dinero, mientras que la de las mujeres es la compra compulsiva.
Según los datos del departamento, en España la prevalencia del juego con dinero el 2021 fue del 9,1%. También destaca que el 90% de la juventud entre 14 y 15 años acceda a videojuegos y más de un 50% juegue a los deportes electrónicos (eSports).

Los riesgos del mercado de las criptomonedas

Otro de los temas que ha centrado la atención del congreso ha sido el de las criptomonedas, una actividad que ya ha dejado ver los primeros pacientes en ACENCAS en los últimos meses, algo que ha hecho saltar la alarma de los especialistas. La ponencia de Tomàs Roy, director del área Centro de Innovación y Competencia en Ciberseguridad de la Generalitat de Catalunya, ha tratado sobre el funcionamiento del mercado de las criptomonedas y sus riesgos. “Las criptomonedas son una tecnología segura, pero hay que regular los entornos en que se mueven, que sí que pueden comportar riesgos”, ha explicado Roy. “Lo que genera impunidad es el anonimato de los wallets (monederos virtuales), pero es un sistema totalmente trazable”, ha añadido.
Entre los riesgos más importantes de este mercado, Roy ha destacado la volatilidad del mercado, la opacidad y desprotección de los usuarios y el apalancamiento, que hace que juegues cómo si tuvieras mucho más dinero del real.
Todas estas características, sumadas al funcionamiento constante de un mercado que nunca se para y está en constante cambio, pueden provocar “una obsesión que desemboque en una conducta problemática”, como ha comentado Francesc Perendreu, presidente de ACENCAS.
En su intervención, Tomàs Roy ha expuesto datos que demuestran el alto índice de actividad del mercado de las criptomonedas en nuestro país: se mueve cerca de un 5% del PIB español (unos 60000 millones de euros) en plataformas de intercambio y España es el quinto país de Europa en número de operaciones con criptomonedas, de las cuales se calcula que un 1% son fraudulentas. Según el Banco de España, un 12% de las personas adultas (la mayoría entre 18 y 24 años) tienen monedas virtuales.

Los más vulnerables, en el centro

El congreso también ha contado con la presencia de la doctora Blanca Navarro, psiquiatra coordinadora del CSMA Benito Menni de Granollers, y el doctor Bernat Tiffon, psicólogo forense, que han hablado sobre la importancia de la salud mental en los trastornos adictivos. “La adicción responde a la capacidad del ser humano de imaginar nuevas realidades para afrontar sus problemas”, ha explicado Navarro. Según la doctora, solo el 5% del gasto sanitario en España está destinada a salud mental: “por debajo de la media europea”. Tiffon ha añadido que en nuestro país hay menos de 11 psiquiatras por cada 100000 habitantes.
Otro tema que se ha tratado en la jornada ha sido la posibilidad de recurrir a la ley de la segunda oportunidad que tienen muchos adictos. Esta norma, que ha explicado Xavier Cos, abogado de ACENCAS, tiene el objetivo de ofrecer al deudor de buena fe la oportunidad de volver a empezar.
Por último, Mónica Sardaña Arnal, trabajadora social y terapeuta familiar de Azajer, ha hablado sobre el papel que juegan las familias en los casos de adicciones y en la rehabilitación y Beatriz Hoces, psicóloga clínica de ACENCAS, ha presentado un caso clínico de adicción afectiva.
El cierre del congreso ha estado a cargo de Mikel Arana, director general de Ordenación del Juego, que ha destacado la importancia de la “colaboración entre asociaciones, ámbito médico, administración y empresas” para prevenir los trastornos de conducta relacionados con los juegos de azar.

Las adicciones a través de una pantalla crecen tras la pandemia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll hacia arriba